Todo lo que sale de ti, tiene un gran efecto sobre los demás y sobre ti mismo. Como el cerebro no tiene sentido del humor, lo que estés repitiendo, así sea una canción, va a actuar de alguna manera, por eso la música provoca tantas emociones, provoca tristeza, alegria, que quieras embriagarte o que pierdas tu poder.

Una vez alguien muy sabia me dijo, que cuando quisiera cantar canciones, que hablan de: “Cuando no estás”, “sin ti no se que hacer”, etc, me las cantara para mi misma, para Dios, para mi ser superior, para mi sabiduria o le pusiera la intención en algo bonito y provechoso.

Sé impecable con tus palabras

Utiliza tus palabras para compartir tu amor… Empieza por ti. Dite a ti mismo que eres una persona maravillosa. Dite cuanto te amas. Utiliza las palabras para romper todos esos pequeños acuerdos que te hacen sufrir. Este acuerdo, por sí solo, es capaz de cambiar tu vida”. Miguel Ruiz, los cuatro acuerdos.

EL TUBO DE LUZ

Es una actividad de Protección Divina que debe ser consciente y regularmente invocada  para asegurar su eficacia, recuerda “Pedid y se os dará”. Puede ser llamado en momentos de crisis para que fluya en dirección tuya cuándo y dónde sea necesario, también sirve para pedir asistencia de algo que necesitas, la información es universal, esta allí para todos, cuando lo pidas en luz; de manera casi inmediata sentirás una gran serenidad y seguridad.

La manera de usar este tubo de luz es pedir a la Presencia Yo Soy en mí y mi ser cristico, ser cubierto con este Poderoso Manto de Luz de Protección Invencible, visualizándolo y sintiendo que desde la cabeza empieza una energía envolvente, repelando absolutamente todas las acciones vibratorias humanas imperfectas, para que abra paso a lo que en realidad necesitas en ese momento.

LA IMPORTANCIA DE EMPEZAR

A lo largo de la vida nos vamos marcando objetivos, nos van surgiendo ideas e incluso algunos sueños que queremos ir cumpliendo. Pero al igual que pasa con el conocimiento (además de aprender, tenemos que aplicar y aplicarnos las enseñanzas), con nuestros objetivos, ideas y sueños, además de pensarlos tenemos que pasar a la acción para llevarlos a cabo, para que lleguemos a ellos, para verlos realizados. Si deseas algo, levántate y ve a por ello. Haz que sucedan las cosas.

LAS CINCO DIARIAS

En tu cronograma de actividades diarias, debes poner en la lista al menos dos objetivos que te acerquen a lo que deseas, que motiven el cambio que deseas, poner una actividad que te haga feliz, una que te acerque a la familia y un deber atrasado, allí están contempladas las cinco diarias y vas a notar como te cambian positivamente las cosas en menos de un mes.